Los ríos profundos

rios-profundosLa diferencia fundamental entre “Yawar Fiesta” y “Los rios profundos” está en el uso de un protagonista individual y una historia centrada en él en detrimento de los personajes colectivos y tramas míticas, como era el caso de la primera novela de Arguedas. El niño Ernesto es un personaje muy completo y determinado, en proceso de aprendizaje. “Los ríos profundos” es una novela de desarrollo y en muchos sentidos la mejor lograda formalmente. Ernesto tiene que ir a estudiar en un colegio en Abancay después de viajar por varias ciudades de la sierra con su padre y haber sido víctima del rechazo de su tío, el viejo. La novela transcurre en el colegio como escenario principal, allí Ernesto conoce a sus compañeros, tiene su despertar sexual con una mujer deforme, descubre la religiosidad, tiene momentos de culpa, se escapa, se ma-ravilla con las revueltas de los campesinos y con un pequeño trompo de made-ra con características heroicas. La novela se trasluce en la relación que tiene Ernesto con el Otro –mucho más evidente que en la novela y los relatos ante-riores y las novelas subsiguientes-, dando énfasis a las constantes y angustiantes descripciones que tiene sobre todas las cosas que son presa de su atención.

 

En esta mirada, de momentos infantil, está el trasfondo de la novela: conocer a un Otro es establecer un lazo de diversa naturaleza, según el psicoanálisis traumática; y en la imposibilidad de conocerlo a fondo es donde uno ve al Otro como una extensión de sí mismo. La posibilidad que se tiene al final es acoger al Otro o tratar de eliminarlo. Ernesto hace lo primero, a pesar de vivir en un ambiente que por momentos le agobia, le extraña y le provoca nostalgia; trata de acogerlo como suyo y no juzga a los demás personajes, trata de compren-derlos y acogerlos. La dualidad de “Yawar Fiesta” se pierde y la estructura de “Los ríos…” parece ser más bien un centro (Ernesto) que observa y vive alre-dedor de los demás, estructura que se vuelve completamente descentrada en la siguiente novela.

 

 

 

Deja un comentario