1984, DE EILEEN O’SHAUGHNESS

Un aporte olvidado

¿Por qué George Orwell tituló “1984” su novela sobre el siniestro estado totalitario de la sociedad futura? Una teoría es que invirtió los dos últimos dígitos de 1948, año en que terminó de escribirla. Otra, que se basó en una breve narración de Chayanov, autor ruso, o que alude a 1984, año que figura en el capítulo 21 de “The Iron Heel”, de Jack London.

 

Pero en el año 2000 Peter Davison, editor de las obras completas de Orwell, divulgó la teoría de que se basó en “Fin de Siglo, 1984”, un poema escrito por Eileen O’Shaughnessy, la brillante e infortunada primera esposa de Eric Arthur Blair, alias George Orwell.

“De todos los escritores de su época, George Orwell tuvo la suerte de casarse con la mujer más inteligente”, señala Michael Shelden, biógrafo autorizado de Orwell y catedrático de literatura inglesa en la universidad estatal de Indiana.

Pero muy poco se sabe de la opacada señora Orwell. Eillen Maud O’Shaughnessy nació el 25 de setiembre de 1905 en South Shields, en el noroeste de Inglaterra. Estudió Sicología en Oxford. Progresista, autora de artículos y poemas, Eileen tenía una interesante vida y obra propias hasta que conoció a Orwell, en 1935. Ese mismo año se casaron y poco después viajaron a España, donde estuvieron hasta que Orwell fue herido en la garganta, en 1937. En 1944 adoptaron a un niño, Richard Horatio Blair, y el 29 de marzo de 1945 Eileen murió por un shock anestésico.

A diferencia de la oportunista Sonia Brownell, heredera de Orwell -con quien se casó en setiembre de 1949, meses antes de su muerte- Eileen pasó privaciones durante su matrimonio. Considerada poeta amateur, “The Times Literary Supplement” redescubrió en 2000 su poema premonitorio. En 1934, un año antes de conocer a Orwell, Eileen escribió “Fin de Siglo 1984”, en conmemoración del 50 aniversario del “Sunderland Church High School”, donde estudió en su adolescencia, en los años 20. El poema compara el mundo como era al fundarse la institución, con un estado futurista controlando severamente a sus ciudadanos. El poema tiene 3 partes: Muerte, Nacimiento y Fénix y éstos son algunos de sus versos:

 

Ningún libro perturba la línea de lucidez

y así los bronceados profesores sintonizan su mente

Con la estación telepática 9

Por la que algunos saben sólo lo que conviene saber

Náufragos de un ayer superado

Yacen North, y Hillard, Virgilio y Horacio

Descansan al fin los huesos de Shakespeare

Muerto como Yeats o William Morris

 

Parece evidente que Orwell se inspiró no sólo en el título, sino en el contenido del poema para escribir su novela fundamental. Y es probable que al hacerlo, quisiera homenajearla. Puede aceptarse que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. Pero es harto infrecuente reconocer que detrás de una gran mujer, hay, a veces, la alargada sombra de un consorte-colega.

 

 

Deja un comentario