Pronunciamiento

¿Educar para el desarrollo o capacitar para el mercado?

Independientemente de sus intenciones, todos los interlocutores políticos involucrados en el tema de la universidad manifiestan un profundo desconocimiento de las alternativas experimentadas por países que han dado el salto hacia un desarrollo sostenible con mayor calidad de vida para su población. El Perú tiene 140 universidades, más que los vecinos, pero la formación que se imparte en ellas es mediocre y limitada. Mientras que, en dichos países, numerosas de estas figuran entre las mejores del mundo, ninguna peruana aparece mencionada. La distancia que separa a nuestros estudiantes graduados, en cuanto a producción científica y tecnológica, único criterio universal de calidad de enseñanza, es cien mil veces mayor que en el fútbol.

La actual era de la globalización, la sociedad de la información y la internacionalización de la educación superior obliga a los gobiernos, a las clases políticas y a los sectores empresariales a construir consensos nacionales, superar visiones de corto plazo e intereses particulares o corporativos con el fin de estructurar un sistema de educativo que se oriente hacia la investigación científica. Una década como mínimo se requiere para lograr conocimientos, cuya aplicación productiva posibilite transformar la matriz dependiente de las tecnologías foráneas. Limitarse a capacitar el capital humano para el uso de instrumentos técnicos de obsolescencia prevista anula un futuro diferente al solo pretender obtener ganancias transitorias.

La ciencia de punta que permite calidad de vida y crecimiento sostenible jamás se obtiene si las concepciones que determinan las decisiones sobre la educación superior están dominadas por la ideología consumista de mercado, en su vertiente más retrógrada e inmediatista: la de aprovechar la gran brecha entre una demanda cada año con mayor porcentaje no cubierto y una oferta que pretende usufructuar dicho desfase sin criterios de calidad y continuidad consistentes. Exhortamos a los docentes de las universidades públicas de prestigio y de las privadas con responsabilidad académica, a las instituciones y organizaciones vinculadas con la enseñanza, a los dirigentes políticos y gremiales comprometidos con el país, a pronunciarse y promover un gran diálogo y debate nacional. Maquillar la actual ley universitaria, pretender perennizar organismos e instancias burocráticas como la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), asumir posturas demagógicas y populismos caducos es, en el terreno educativo, propiciar la eutanasia para las generaciones futuras.

Lima, 30 de junio de 2013.

Movimiento Docente UNMSM Letras y Números: Consenso, Ética y Responsabilidad

Asociación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo e Inclusión Social

CINADES Centro de Investigación y Asesoría para el Desarrollo (Chiclayo)

Grupo de Investigación Interdisciplinaria “Apóstrofe”(Arequipa)

Instituto de Estudios “Mijaíl Bajtín” (Ayacucho)

Asociación Iberoamericana de Artes y Letras

Deja un comentario