¿Un futuro distópico o uno post-apocalíptico?

Por: Nataly Rodríguez Rivera

¿Qué nos depara el futuro? ¿Un futuro brillante y prometedor? O, tal vez, como la ficción constantemente nos muestra, que puede ser más oscuro de lo que esperamos. Analizaré la posibilidad de que vivamos en una distopía o en un mundo post-apocalíptico, comparando dos películas.

Primero sería bueno definir qué es un mundo post-apocalíptico y qué es una distopia. El primero se refiere a un mundo que sucede a una catástrofe, y los sobrevivientes empiezan a surgir de las cenizas. Por otro lado, un mundo distópico describe lo contrario a una utopía, a un mundo que consideraríamos perfecto, nos enfrentamos a una sociedad que vive en una completa desigualdad en la que el gobierno o un grupo de poder se han beneficiado y donde la mayoría de población vive en condiciones infrahumanas.

La película “Mad Max, furia en el camino” nos cuenta la historia de Furiosa, una mujer fuerte que se encuentra en un mundo árido y con escases de agua, donde empieza a surgir una sociedad, bajo el mando de un dictador, glorificado por su sequito, El Inmortal Joe. Furiosa emprende un viaje por conseguir su libertad, en él se cruza con nuestro protagonista Max y juntos intentaran sobrevivir en este viaje de salvación.

Podemos encontrar aquí un mundo post-apocalíptico. En mi opinión, un nuevo mundo en el que se empieza a formar una sociedad, y que como una etapa puede ser pasajera, al igual que lo sucedido en la película; podríamos superarnos con el desarrollo de la sociedad, o eso es lo que se espera.

Mad Max nos muestra que aun después de que acabemos con el planeta, los sobrevivientes seguirán luchando no solo por sobrevivir sino que también por la búsqueda de alguna felicidad. Podríamos decir que vemos un destello de esperanza al final del camino.

Por otro lado, La Purga, nos muestra un futuro en el que el gobierno de los Estados Unidos decreta una ley en la que una noche al año durante doce horas cualquier clase de crimen, incluso el asesinato es legal, con el fin de disminuir el crimen y la pobreza, bajo el argumento de que las personas necesitan liberar la ira que llevan dentro.

La sociedad, es técnicamente la misma durante los demás días del año, el crimen y la pobreza disminuyen a un 1%. El cambio se da solo en esta noche, en la que las personas, o se quedan en casa con la mayor seguridad que pudieran conseguir o salen a “purgar”, término usado para referirse a asesinar personas, lo que se convierte en una cacería en la que el hombre adinerado será un cazador y las personas con menos recursos, sus posibles presas.

Puedo exponer varios casos en los que se trató de replicar los hechos sucedidos en la película, como La Purga de Louisville, Kentucky, en que en la ciudad aparecieron folletos que informaban que este evento sucedería, la fecha y hora; llegado el momento se reportaron varios disparos, explosiones, entre otros actos delictivos. O los asesinatos en Indianápolis, la matanza en la Iglesia de Charleston, casos que nos muestran que las personas no están tan alejadas de esta idea.

A diferencia de Mad Max cuatro, en La purga si bien los personajes logran sobrevivir o no una noche de completo terror, la situación en general no cambia, los hechos de esa noche no cambian nada, al siguiente año pasará otra vez la purga y así continuará, por lo mismo que el grupo de poder lo impone y las demás personas lo aceptan, o miran a otro lado.

¿Estamos caminando a destruir nuestro mundo? Las personas que tienen todo están listas para esto, tienen bunkers, están bien provistas. Pero ¿nos hemos preparado para evitar una distopia, y cuántos de nosotros estamos mirando a otro lado al ver indicios de que la sociedad está ingresando dentro de una?

Deja un comentario