Hay que deconstruir la imagen

La nueva fotografía arequipeña / Por: Erika Paredes Delgado.

Nacido en Arequipa, en marzo de 1973, egresado de la facultad de Arquitectura y urbanismo de la UNSA, Renzo Núñez Melgar inicia sus estudios fotográficos en el “Centro de la Imagen” Lima. Actualmente es fotógrafo documentalista artístico y galerista, fotógrafo miembro de la comunidad fotográfica nacional “Ojos Propios”, así como expositor de diferentes publicaciones nacionales y extranjeras, y expositor del Ministerio de Cultura para publicaciones sociales peruanas.

Ha ganado el Primer premio en “Miradas de Sudamérica”, en Venezuela; Primer Premio Regional del CARA, en Fotografía Peruana; Tercer Premio en la Universidad de Harvard, para Estudios Latinoamericanos; Tercer Premio del Centro Rockefeller, Publicación visual Sudamericana. Entre sus últimas Exposiciones tenemos una Colectiva: Fotografía Peruana contemporánea – MAC 2016, Muestra Colectiva: Photohoy Fotografía documental Arequipeña; y Muestra Rostros del Perú, Ojos Propios, Monasterio Sta Catalina, en 2014.

Actualmente es Director de la Revista THIERRA, Peruvian Documentary Magazine; y director del estudio Fragma.

¿Cuáles son los periodos por los cuales ha transcurrido la fotografía arequipeña a partir del Siglo XX?

A inicios del Siglo xx la fotografía arequipeña era un eco del proceso y evolución que se desarrollaba en Lima, que estaba referido a la fotografía de retrato social ingresada por Eugene Courret y Nadar. En Arequipa los exponentes de este estilo eran Max T. Vargas, Emilio Díaz y los hermanos Vargas.

Este proceso fotográfico fue enriquecido por la corriente de fotografía artística urbana realizada por los hermanos Vargas que dieron inicio a un estilo de fotografía técnica urbana más cercano a una propuesta artística en Arequipa.

Este periodo alcanzó su mayor desarrollo en la década de los 20s y 30s. Dentro de este proceso surge Martín Chambi, educado y formado en Arequipa dentro del estudio de los hermanos Vargas. Los Vargas también tuvieron un periodo orientado al retrato fotográfico social, por ejemplo, de soldados, cuarteles, bautizos colectivos, calendario regional y algunos retratos indigenistas.

Tras los años 40 el panorama fotográfico internacional desarrolló tendencias modernistas y figurativas con Man Ray, Buñuel, Annemarie Heinrich, Jeal Loupe Sief; corrientes de manejo más conceptual que no generaron ningún efecto ni eco entre los fotógrafos arequipeños. Aunque esas nuevas tendencias sí se desarrollaron de amplia forma en Lima, en Arequipa hubo un vacío entre los años 50s y 80s.

¿Cuáles considera que serían los temas predominantes en la fotografía arequipeña?

En orden cronológico fueron el Retrato Social, de la clase media y la clase adinerada; porque era un servicio costoso permitido a ciertos sectores económicos y correspondía a la tendencia de influencia capitalina.

Luego la fotografía urbana arquitectónica, porque era material de estudio lumínico y registro de situaciones cotidianas arequipeñas (iglesias, puertas, picanterías, plazas, claustros). La fotografía de retrato documental: porque la influencia del indigenismo forzó la mirada de los fotógrafos sociales hacia los personajes urbanos cotidianos, con chicheras, campesinos, cocineros, ganaderos, festividades, peleas de toros.

Surge un vacío de propuestas fotográficas posterior al año 50 y 60.

A inicios de los años 90s con el ingreso de la fotografía digital comienzan a surgir propuestas renovadas y frescas desde lo visual, mas no desde lo conceptual; es decir, se mejoró la forma sin una evolución en el contenido. Este proceso duró hasta finales de los años 90s, en que se inicia un nuevo ciclo en el cual el producto fotográfico pasa de ser un medio de documentación a ser un medio de propuesta visual con una visión diferente a la de las etapas precedentes.

En la actualidad las tendencias conservadoras aún permanecen, y existe una repetición, generación tras generación, en recrear las mismas temáticas, cambiando básicamente el acabado, lo sintáctico, que no parte desde lo análogo sino desde la plataforma digital.

¿Quiénes son los más importantes fotógrafos arequipeños del siglo XX?

 Representantes en cronológico, serían: Max T. Vargas, por su técnica de iluminación en fotografía de estudio y destacado por retoque análogo post impresión. Luego los hermanos Vargas, con un excelente manejo de luz continua, pionero en estilo fotográfico de iluminación urbana en sus Nocturnos; excelente técnica de retoque de negativo con metolina de líquidos pancromáticos, y la sofisticación en los retratos.

Emilio Díaz trajo un excelente proceso de copiado e impresión, manejo técnico de exposición en estudio.

Fotógrafos dentro del grupo conservador tenemos a Juan Manuel Martínez, Hermann Bouroncle, Jimmy Tapia, Alonso Tejada Polar.

Entre los fotógrafos contemporáneos destacados tenemos a Conrado Aguilar Pantigoso, de construcción narrativa en base a montaje y manipulación de elementos aislados sobre una misma imagen, subjetividad, valioso aporte en la selección de temas a desarrollar.

Luego a Arim Almuelle, de un refinado proceso de acabado y sensibilidad visual; Jaime Rey de Castro, con un manejo lúdico e interactivo, manejo lumínico desarrollado en instalaciones 3d, genera relación entre espectador y la obra.

Coméntenos acerca de su propia obra.

El desarrollo de mi trabajo se da en torno al documental artístico y la fotografía conceptual de artística, en series fotográficas y ensayos; exposiciones en Galería, trabajo en fotografía analógica de formato grande, ampliaciones y baritados. Busco un manejo simbólico de la imagen narrativa densa y conceptual, con exploración del equipo fotográfico y la técnica, hasta la deconstrucción de las formas retóricas.

¿Influencias que ha recibido?

Dentro del proceso de formación académica en el Centro de la imagen, de Lima, se recibe la formación teórica propia de la carrera: Lenguaje narrativo, Semiología, conceptos de desarrollo de discurso visual, técnicas, estudio B y N, estudio de color, edición, post edición, etc.

Cursos en los cuales se analiza autores como Joan Foncuberta, Jean Loup Sieff, Agencia Magnum, Susan Meiselas, Teoría de la construcción del imaginario de John Saudek, teorías técnicas del solarizado Man Ray, Umberto Eco, Mario Bunge, Christopher Alexander con “Semiología de la forma”. Mario Montalbetti y Billy Hare, de Perú.

¿Influencias? De Sebastián Salgado, Michael Ackerman, David Allan Harvey, la Agencia Magnum, etc.

¿Cómo aborda su proceso creativo?

Mis proyectos fotográficos son abordados de acuerdo a la temática real proporcionada por el sujeto o protagonista a retratar, sean objetos simbólicos, etc. Las formas y planteamientos de desarrollo creativo son casi una respuesta intuitiva a la necesidad de consolidar las imágenes más allá del mero documentalismo o registro, atribuyendo a las mismas la suma de elementos visuales que construyan el mensaje completo, o al menos inducido, de la esencia de la serie a desarrollar. Me valgo de la técnica de repetición de disparo sobre un mismo soporte para generar efectos de insistencia y resemantización de la forma inicial, llevando el objeto a una lectura más aguda o contemplativa.

Hay series también que responden a otros procesos técnicos como son la serie Cinética en nivel urbano y natural, manipulando los tiempos de exposición y el panning del equipo para lograr acabados visuales fuera del ámbito, del programa, del equipo, etc.

Deja un comentario