UN LUJO DE PRIMERA NECESIDAD

Por: Raúl Romero

Sé que hablar de derechos culturales en esta época, cuando existen tantas personas que atraviesan una situación económica desesperada, podría sonar pretencioso, un lujo innecesario. Pero, en realidad, es todo lo contrario: como dice el escritor mexicano Juan Villoro, si la gente está sobreviviendo al aislamiento, es gracias a la cultura.

Cuando algunos políticos y algunos medios de comunicación le otorgan un énfasis exagerado al aspecto económico y, por otro lado, disminuyen la relevancia de la cultura durante esta prolongada cuarentena, yo evoco una famosa frase de George Orwell: “Lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano”.

¿Por qué debemos elegir, dicotómicamente, entre la economía o la cultura? ¿Acaso el dinero, por sí mismo, garantiza una vida digna y satisfactoria? Entender al ser humano solo desde un punto de vista monetario, como proponen ciertos grupos de poder, es simplificar a extremos peligrosos la complejidad de nuestra especie y privarnos de aquellos aspectos esenciales que, justamente, constituyen nuestra humanidad.

Este es un tema que, por supuesto, se discutía mucho antes de que se propalara el coronavirus, pero que ahora, cuando nos encontramos en una situación de emergencia, donde muchas personas se ven privadas de sus derechos fundamentales, se hace más evidente y alarmante.

Durante estos días de confinamiento, ha sido grato observar las distintas iniciativas de grupos culturales y de artistas que se han adaptado rápidamente al contexto para brindar a la comunidad un contenido cultural de calidad, principalmente a través de los medios virtuales.

Sin embargo, como sostiene Jeimy Hernández, coordinadora de Lectura y Bibliotecas del CERLALC, es necesario recordar que es obligación del Estado garantizar las condiciones necesarias para que todos los ciudadanos tengan acceso a la cultura, porque esta, parafraseando a Antonio Muñoz Molina, puede ser considerada como un lujo, es cierto, pero un lujo de primera necesidad.

Deja un comentario