TALLER: Consiga otro trabajo

William Faulkner

¿Escribe usted pensando en las mayorías, o en los intelectuales?

Una pregunta difícil. No es el asunto si uno escribe para ser entendido por algún público en especial, sino si escribe sobre lo que uno cree y si lo ha expresado lo mejor que puede. Cuando concluyo, espero haberme expresado de un modo que todos puedan entender y sacar algún beneficio de ello.

¿Reescribe usted mucho, o deja que las hojas corran una tras otra?

Depende de cuán bien exprese las ideas que estoy tratando de llevar adelante. La técnica es muy fluida como para caber dentro de cualquier esquema. Un día se puede hacer una cosa y al día siguiente todo cambia. No reelaboro a menos que esté absolutamente seguro que puedo expresarme mejor.

¿Nota que la revisión puede arruinar el material?

Puede resultar relamido, pero por lo común no es así. Hay que esperar, a veces mucho tiempo, estar seguro que quiere uno cambiar algo, antes de meter la mano.

En qué momento le parece que un trozo está suficientemente bien expresado.

Uno vuelve a lo mismo hasta que decide que eso es lo mejor que puede hacer. Si todavía falla al expresar lo que uno está intentado y no es muy bueno, entonces hay que decidir si es posible un poco más de esfuerzo.

¿Le parece que la escritura de masas permitirá subsistir a la escritura seria?

No veo por qué no. Si tiene un trozo de escritura seria, una verdad universal que siente que debe ser dicha, buscará la mejor manera de decirla según su habilidad. La urgencia se volverá eventualmente tan grande que un hombre puede abandonar a su mujer o envenenar a su suegra, si es necesario, para llegar a decirla.

¿Qué hace a un buen escritor, su habilidad natural o la posibilidad de adquirir destreza en la escritura?

Un poco de las dos cosas, y esto según el individuo.

Un buen escritor es el resultado del sudor, el trabajo duro y la creencia en la verdad; la verdad es una condición del corazón humano, no del corazón del individuo sino del corazón de la especie en conjunto. El escritor usa el material que sea para presentar su verdad de la mejor manera posible. Un buen escritor debe ser capaz de ver esa verdad y de creer en ella.

¿Qué piensa acerca del género del cuento?

Me gusta mucho. El ripio debe ser eliminado en el cuento, en cambio en la novela uno puede manejar un poco de él.

¿Qué piensa de las variedades de cuentos?

El cuento no permite ninguna variedad. El cuento ya está completo en sí mismo. Es una forma demasiado rígida como para aceptar las variaciones, se parece en esto mucho al soneto. Las verdades que exprese un cuento serán siempre las mismas que hace mil años atrás, no importa con qué material lo haga.

¿Cree que un escritor puede ser influido por la región geográfica?

El entorno geográfico no es importante, si la idea, el talento y el deseo están presentes. Si están presentes, el escritor usará la región geográfica en la que vive o la que mejor conoce como meras herramientas para expresarse. Trasladarse a determinada región geográfica sólo con el fin de ser capaz de escribir no es más que aplazar el trabajo físico y la angustia de la escritura.

¿Cómo consigue la inspiración?

Veo alguna cosa o me viene una idea que necesita ser dicha, y pienso un poco en ella, postergo el acto de escribirla hasta que la urgencia de la idea se hace tan grande que me exige que la escriba.

Generalmente las primeras ideas no llegan completas, las jalo todo lo que sea posible sin escribir nada, ni una letra, hasta que la idea esté totalmente clara.

¿Cuánto lee?

Leo muchísimo, porque siente que lo necesito. Leo de todo, basura incluida.

¿Qué debe hacer un principiante para ganarse la vida mientras aprende a escribir?

No vea la escritura como una profesión. Trabaje en cualquier otra cosa. Lave platos si es necesario, pero manténgase escribiendo, como un hobby que tiene necesariamente que hacer en su tiempo libre. Para mí la escritura es un hobby; yo soy un agricultor por naturaleza.

Deja un comentario