Músicos arequipeños: “Torito” Muñoz

Por: Álvaro Barrios Salas

Don Ángel Muñoz, eximio charanguista, el más fiel representante del estilo arequipeño, nació en Yanahuara, Arequipa, el 2 de octubre de 1928. Sus padres fueron don Francisco Muñoz Aguirre y doña Toribia Alpaca Palomino, descendiente ésta última del más grande charanguista que conoció Yanahuara: don Manuel Alpaca “El Cuchimacho”. Fue precisamente por el lado materno que don Ángel heredó la sensibilidad y el gusto por la música. Aprendió de manera autodidacta a tocar el charango y la guitarra desde la época escolar, en el Colegio La Independencia, destacándose posteriormente en la ejecución innovadora del charango.

Durante su juventud conoce al célebre constructor de instrumentos don Isaac Rodríguez con quien decide viajar a la hermana República de Bolivia con el propósito de ayudarle a vender sus instrumentos. En La Paz, se presentó a un concurso musical en el Estadio Paceño y logró el Primer Premio y se quedó a vivir por espacio de tres años en esa ciudad. Ahí empieza a desarrollarse musicalmente pues actuaba en “Radio Abaroa” junto a un charanguista puneño de apellido Masías.

Posteriormente Ángel Muñoz formó el trío “Los Ponchos Negros” con dos guitarristas bolivianos, con quienes realizó giras por todo Bolivia: Potosí, Cochabamba, Oruro, Sucre entre otras ciudades. Regresa al Perú para desarrollarse musicalmente en Radio Nacional y en Radio Victoria destacando su personal forma de ejecución del estilo arequipeño con el charango afinado con cuerdas de metal. Grabó sus primeros discos, dos de 45 R.P.M., con los temas “Caminito: Yanahuara”, el takirari boliviano “Tranquilízate” y, de su autoría, la marinera “La Sureña” y la pampeña “Arequipeñita”. Otra de las virtudes de este genial charanguista arequipeño es la composición pues ha creado obras en diversos géneros: valses, marineras, pampeñas y fox.

En la música popular latinoamericana hubo intensos procesos de mestizaje no bien iniciada la época virreinal y la música peruana andina no fue una excepción. El foxtrot es una forma jazzística que se acerca más al ragtime, que también era música mestiza (europea y afronorteamericana) de origen académico y muy ligada al baile. El Fox tradicional de Arequipa nace por el contacto que tenían los músicos urbanos con las modas musicales internacionales. Es decir, fusionó o etnitizó el Foxtrot internacional al introducir aires musicales andinos. Como músicos reconocidos de este género tenemos a Benigno Ballón Farfán (“Manco Cápac” y “Cusicuy”), Carlos Manuel Fuentes (“Yanahuara”), Valeriano Rubina (“Cayma”) y por supuesto Ángel Muñoz (“Lamento del Misti”).

“Lamento del Misti” es quizás su obra más conocida, compuesta por don Ángel Muñoz y grabada e interpretada por el trio Yanahuara (Daniel Serpa, Pedro Pablo Llosa y Ángel Muñoz) en el Álbum “Ruegos”. Un tema para guitarra y charango que encarna la nostalgia por el majestuoso Misti.

El Torito Muñoz falleció en 2020, en su ciudad natal.

Deja un comentario