TALLER: El tema

Por Edith Wharton

A veces se dice que un “buen tema” para un cuento tendría que ser siempre susceptible de extenderse en una novela. Se puede defender este principio en casos especiales, pero seguramente resultaría equivocado si pretendiéramos hacer una teoría general. Cada “tema” (en el sentido novelístico del término) debe necesariamente contener en sí mismo sus propias dimensiones, y una de las virtudes esenciales del escritor de ficción es la de discernir si el tema que se le presenta, pidiendo ser encarnado, es apropiado para las proporciones de un cuento o de una novela. Si parece que puede adaptarse a cualquiera de los dos, es posible que no sea adecuado para ninguno.

Deja un comentario