Para estudiar a Cronwell Jara

Por: Willard Díaz

¿Qué es el cuento?, Cronwell Jara, 2020.

Por fuera de las Escuelas de Literatura de las Universidades públicas existe un circuito de centros de estudios de Escritura Creativa, no académicos, que, bajo la forma de Talleres de Narración, ofrecen a los entusiastas la posibilidad de afinar sus herramientas para abordar la empresa de la creación literaria, preferentemente bajo la forma de Cuentos.

En los últimos tiempos esos Talleres han menudeado. Conducidos generalmente por escritores de todo tipo, permiten a los inscritos sistematizar lecturas, conocer y dominar técnicas, editar sus propios textos y en algunos casos iniciar una carrera literaria. Son pocos, no obstante, los conductores de talleres que producen material original, la mayoría apela a las teorías literarias y narratológicas que proporciona la universidad. Quienes escriben en el Perú textos sobre talleres son cinco: Bravo, Colchado, Zorrilla, Díaz, y Jara. De ellos es Cronwell Jara sin duda el más productivo.

Su último libro (el primero de una serie de seis sobre el mismo tema, según el autor) titula “¿Qué es un cuento?”. Libro ganador del Premio Casa de la Literatura Peruana, nos ofrece un intento de definición del movedizo género del relato corto. La respuesta a la incógnita del título le toma a Jara un paseo por las diversas definiciones y teoría del cuento en uso, más allá de las cuales el escritor nos presenta la suya. En 170 páginas finamente editadas se desarrollan los temas: 1. ¿Qué es el cuento?, 2. El cuento clásico universal, 3. Clases de cuentos, y 4., un “Epílogo” con la propuesta final. Conducidos por una prosa musical, fruto de la madurez lingüística y el logrado estilo del autor, mediante una técnica acumulativa poblada de sugerentes adjetivos, Jara propone una visión altamente emotiva de la creación y la lectura de cuentos. Contra la dureza denunciada de las teorías estructuralistas y posestructuralistas, el autor empuña su propia experiencia sensible de narrador y de conductor de innumerables talleres a lo largo de varias décadas.

Del resultado de este propósito da cuenta exacta en el Prólogo, titulado “El laboratorio de Cronwell Jara”, el crítico académico Enrique Cortez, quien resume sus ideas diciendo: “Es un libro para otros escritores, para aquellos que aspiran a serlo y para esos lectores que escriben cuando leen. Para el propio Jara se trata de una autobiografía intelectual, una declaración de principios, un modo de volver sobre sí mismo”.

En efecto, si uno tuviera que estudiar la obra de Cronwell Jara este sería, como acertadamente lo llama Cortez, el supplément esencial.

Deja un comentario