Los mejores acuarelistas arequipeños

Entrevista a José Luis Fernández Salcedo, por: Freddy Chambi

Varios artistas plásticos arequipeños están trabajando como profesionales en las escuelas de arte de todo el sur del país, desde hace dos décadas. Uno de ellos es José Luis Fernández Salcedo, hoy docente principal y presidente de la comisión de investigación de la Universidad Nacional Diego Quispe Tito del Cusco.

Fernández se formó en la Escuela Superior Carlos Baca Flor de Arequipa, ha realizado muchas exposiciones nacionales y es gran conocedor del estilo de la acuarela arequipeña, el mismo que ha transmitido a sus alumnos en Cusco junto a otros maestros mistianos.

Lo entrevistamos en su taller sobre la historia, la naturaleza y los representantes de la acuarela arequipeña.

 

Profesor, ¿cuáles considera usted que son los acuarelistas arequipeños más destacados de los últimos años?

En Arequipa hay artistas muy conocidos como Luis “Pato” Pantigoso Meza, Reynaldo Núñez Simbort, y otros que han estado dentro de la palestra de la pintura nacional en la técnica de la acuarela y han ganado durante décadas los primeros puestos de todos los concursos. Tenemos al maestro Carlos Ticona Quispe; hablamos de Hernán Sosa Rojas, y de Callo Ancco.

Los arequipeños innovaron la acuarela a lo largo del siglo veinte. Han hecho mucho trabajo plástico gracias al tema de la campiña arequipeña, pero también en retrato y en composiciones. Otro nombre importante es David Villalba Quispe; hay buenos acuarelistas dentro de la ciudad de Arequipa.

Pero creo que el más importante en la segunda mitad del siglo XX ha sido Luis Palao Berastain. Tengo entendido que está radicando nuevamente en Arequipa. Antes estuvo un buen tiempo en Cusco. Es uno de los mejores artistas arequipeños desde hace medio siglo; ha dado su esquema expresivo a nuestra pintura, durante muchos años todos lo pintores jóvenes quería pintar como él, en retrato, paisaje de campiña arequipeña, o de los pueblos indígenas que ha ido recorriendo. Se podría decir que aunque muchos lo catalogan como Indigenista, es un artista más contemporáneo y universal dentro de la plástica y la acuarela arequipeña.

También podemos hablar de José Luis Pantigoso, que también tiene una técnica especifica dentro del retrato, en el paisaje y las costumbres arequipeñas típicas, como la picantería y las pelea de gallos.  y muchos más importantísimos que tiene esta campiña arequipeña.

En verdad, ¿piensa que Palao hizo algún aporte a la acuarela universal?

R: Definitivamente, si vemos el desarrollo de su técnica, el dominio que tiene en la técnica de la acuarela, en el dibujo y el color, en la composición tan novedosa que introdujo, en su investigación de los pueblos del sur del Perú, a todos los que admiramos su obra nos da un punto de partida y a su vez nos muestra los recursos infinitos que tiene esta preciosa técnica, sin mencionar el alto grado de expresividad que tiene en la acuarela.

Maestro José Luis Fernández, ¿algún otro que usted cree que debería ser mencionado en esta selección de grandes pintores arequipeños?

Otro que aportó a la técnica de la acuarela sobre todo por su particular forma de pintar sin dejar el costumbrismo, y que terminó haciendo escuela en nuestro medio es Evaristo Callo Ancco. La variedad de grises y monocromías en ultramares, sienas y sombras tostadas enamoraron a más de un joven artista y eso se vio en los diferentes concursos de pintura con obras muy parecidas técnica y cromáticamente a las suyas,

Evaristo Callo Ancco es un profesional sin queja de ningún tipo porque es un acuarelista que siempre ha tenido una trayectoria impecable desde que apareció y se ha visualizado su obra.

Después también tenemos como ejemplo a su hermano Dario Callo Ancco que ahora está como trotamundos, creo que por toda Europa, generándose un lugar dentro de la plástica mundial.

Otro es el profesor Marcos Vergaray, que también es maestro en la Escuela Superior Carlos  Baca Flor.

Hay muchos artistas arequipeños que han triunfado en los concursos nacionales de pintura. Su plástica característica es una pintura muy costumbrista pero podríamos decir que su composición es muy interesante y novedosa, lo cual se convirtió en un aporte a la plástica nacional.

Sin embargo, me quedo siempre con Luis Palao Berastain, porque tiene una trayectoria muy larga, y brillante. Palao ha sabido muy bien acopiar lo mejor de la tradción arequipeña y enriquecerla con las técnicas de pintores del mundo entero, como Fortuny, Goya, Sorolla y otros.

Viendo el libro de acuarelistas arequipeños, de Omar Zeballos Velarde, nos damos cuenta que conocemos muy poco de nuestra tradición plástica, apenas unas cuantas obras de algunos artistas de ese entonces, hablamos de los hermanos Núñez Ureta y otros, si bien el libro no precisa la situación histórica, cultural y social que permitió su aparición. creo que falta un poco más de estudio profundo de lo que se llama la raíz propia de estos artistas.

Sería importante que a partir de este inicio, de estos libros que han estado saliendo, los historiadores de la Universidad y los profesores realicen a profundidad más investigación e interpretación, no simplemente la presentación de la vida y de unos cuadros sino una historia básica de qué es la acuarela arequipeña y por qué es como es. Ellos no están haciendo ese trabajo.

Otro artista que es excelente con su color es el maestro Mauro Castillo Gamarra. Sabemos que no es arequipeño de nacimiento, pero se formó en Arequipa y adopto toda la técnica de los antiguos maestros arequipeños como los Núñez Ureta entre otros maestros. Su riqueza cromática es muy buena, sumada a su síntesis de color que aporto a la técnica.

Llega a mi memoria Ángel Quilla y su gran realismo con matices de hiperrealismo, mostrándonos que la acuarela no tiene límites.

Muy parecido a él es Raúl García Ambor, un gran pintor realista, tanto en óleo como en su acuarela posee una gran técnica y como tal gano varios concursos de pintura. El “Chino” Elias Condori, pintor realista muy disciplinado y de intachable conducta.

Maestro Fernández, ¿quizá tenga alguna impresión particular de otros artistas que andan en la senda del óleo y la propuesta personal?

Claro, quisiera mencionar a Geovanni Cruz Huacasi, y su temática de camas, fue tema muy intimista ganador muchas veces del premio Southerm Cooper Corporation en los noventas, tuvo buenas críticas de Luis Lama, lástima que dejo de pintar por ejercer la docencia quizá hubiéramos visto un pintor mucho más trascendente en estos días.

Juan Carlos Zeballos Moscairo que casualmente se inició como acuarelista y hoy se destaca como un buen abstraccionista y que actualmente radica en Europa.

Erick Huanca Zeballos es otro que experimenta mucho con la materia y el arte povera y el expresionismo; ganó casi todos los concursos nacionales.

También mencionare a César Wong Sierra pintor abstracto muy versátil, a Milko Torres, José Quiroga. José Lara Quilla más que pintor al óleo es un buen grabador.

¿Qué artistas más jóvenes ve con mayor proyección en la plástica arequipeña?

R: Bueno, uno de los pintores que salieron con una propuesta algo diferente es Nicolás López Aroni, natural de Huancayo pero formado en Arequipa, él muestra una gran capacidad de sintetizar las formas en sus paisaje, con un gran domino de grises y valores neutros que, fuera de la cantidad de premios que tiene en su haber en los diferentes concursos de pintura como ICPNA, John Constable y diferentes concursos de pintura al aire libre que ganó, pienso que con los valores neutros y la versatilidad plástica que aplica en su obra puede convertirse en un gran aporte a la acuarela no solo arequipeña si no a la acuarela mundial. Creo que también anda por el mundo mostrando su arte y eso es bueno para la plástica peruana.

Duina Rodríguez y Nerieda Apaza también son muy muy buenas.

¿Cómo cree que podría seguir mejorando la pintura arequipeña?

Creo que para ser un pintor arequipeño contemporáneo se debe trastocar esos puntos que nos ha dado la tradición, que aunque son muy importantes se pueden volver cosas muy repetitivas, muy esquemáticas. Como oí a decir Villacorta una vez: “El artista no solo debe ser metido a un tipo de concurso o cosa por el estilo, sino sometido al tiempo y al lugar que realmente vive y donde verifica las acciones de su pueblo, forma su actitud, su cambio”.

Deja un comentario